Leyendo a Ezra Pound

epound2

Querido poeta:

Habrías querido que tu biografía recogiera el lugar donde naciste. Nunca lo ocultaste, tal vez estabas orgulloso de ello. El ideario político que forjó la nación americana, sus principios, la lucha por la libertad, su odio a la corrupción de las monarquías europeas, la voz de Whitman, fue parte de tu credo. Pero eras un poeta universal y eso quiere decir que la poesía era tu verdadero lugar de nacimiento. Decir que eras americano tampoco te ayudó demasiado. Hace poco leí cómo te trataron los aliados y no veo que las cosas hayan cambiado desde entonces. Yo que pensé que Guantánamo era una terrible novedad, hoy me doy cuenta que en 1945, ya se habían aplicado contigo las futuras torturas modernas: una celda a la intemperie, una luz que nunca se apaga, un silencio que no se rompe, salvo decreto.
Eras peligroso. Hablabas y escribías, y eso supone un gran riesgo para los ignorantes, para los que siempre tienen miedo.
Nunca dejaste de escribir, ni aún preso, y por tus manos pasaron los grandes escritores ingleses y americanos del siglo XX: Eliot, Yeats, Joyce, Hemingway… Tu obra es hoy considerada una verdadera enciclopedia de la poesía.

Anuncios
Estándar

One thought on “Leyendo a Ezra Pound

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s