La cultura controlada por los políticos y la salud por los periodistas ¡estamos perdidos! Nos quedaremos sin cultura y sin salud…

GRACIAS POR ESCUCHARME

La cultura controlada por los políticos y la salud por los periodistas ¡estamos perdidos! Nos quedaremos sin cultura y sin salud. 

Hitler mandó quemar los libros de Freud, El País promueve que no se lo lea.

Dos páginas centrales de El País dedicadas a validar que el sujeto sufriente tanto por depresión como por tristeza debe ser encerrado entre medicamentos. Convoca para hablar acerca de la salud de la población a psiquiatras y psicólogo, excluyendo a los psicoanalistas, y sin marcar la diferencia entre lo que dicen los psicólogos y los psiquiatras. En el artículo se destaca el nombre de los medicamentos y queda claro el consejo de automedicarse y hacerse medicar.

Se olvidan que sin el concepto de inconsciente ni siquiera se puede diagnosticar depresión, porque en el ser humano nada es lo que parece, sabemos que el depresivo se caracteriza por hablar mal acerca de sí mismo, es decir por haber perdido su amor propio, más que por derramar lágrimas; por mantener ideas suicidas no confesadas que por no tener ganas de ir al cine, por su dolor psíquico lacerante y silencioso que por manifestar dolor; tampoco se puede medicar una tristeza sin averiguar si ese supuesto “malestar” lo es, etc… 

Los periodistas son también los que durante la retrasmisión del partido ensalzan al Arsenal para no hablar bien del Barcelona (Barcelona 4 – Arsenal 1), son los que dicen que en el caso Gürtel no hay delitos porque no hay financiación ilegal del partido como sí lo hubo en el caso Filesa, etc.. 

Sin psicoanálisis la envidia y los celos andan con su capa y espada como caballeros andantes intentando salvar la cultura y la salud.

Por favor, si conoces a algún periodista, médico o político, dígale que se psicoanalice. Por cierto hay psicoanalistas que tienen precios para que se pueda psicoanalizar aquel que lo desee, precios accesibles al bolsillo de quien lo demande.

Los principios éticos son diferentes que los preceptos, ritos y ceremoniales morales, es necesario que primen los principios éticos.

Psicoanalizarse es un derecho de todo sujeto, pero que se psicoanalicen quienes gobiernan, educan y trabajan en el campo de la salud, incluidos los periodistas cuya función es trasmitir, es un derecho de todos los humanos.

Gracias por escucharme.

Amelia Díez Cuesta
Psicoanalista del Grupo Cero
Independiente por la mañana

Estándar