LOS PAPELITOS SECRETOS DEL ESTADO DE ÁNIMO – FELIZ 2011

 

LOS PAPELITOS SECRETOS DEL ESTADO DE ÁNIMO

Los últimos meses del año que termina han estado marcados por la aparición de una serie de supuestos papeles secretos, que más que secretos en su gran mayoría se trataban de noticias, en cierto modo, conocidas o intuidas por todos. Muchos de tales papeles secretos ni siquiera alcanzaban la categoría de noticia, reduciéndose a simples chismorreos del cuerpo diplomático americano (por usar un eufemismo). ¿Quién necesitaba que le dijeran que Aznar desea volver a la política a la menor oportunidad o que Rajoy es un mal líder, incluso para el Partido Popular?

Más que el contenido de los papeles, lo que se valoró fue el gesto valeroso de desafío al intentar desenmascarar una de las diplomacias más corruptas del planeta. Sin embargo, las consecuencias de su desenmascaramiento llegaron más lejos, al demostrar que no sólo la diplomacia americana estaba implicada en la manipulación, distorsión y espionaje, sino que la diplomacia de la mayoría de las grandes potencias, la prensa y los estamentos judiciales que las gobiernan, están dispuestos a seguir también las menores indicaciones del viejo imperio.

El amarillismo de El País se mostró en toda su dimensión, cuando durante varias semanas encabezó la portada de su diario con un galimatías de supuestos informes ultrasecretos, que algunas veces utilizaba para atacar al gobierno socialista y otras para mezclar lo verdadero con lo falso.

Pero en medio de todo este ruido y toda esta furia, aprovechados maquiavélicamente por la gran prensa para intentar vender un poco más, una voz se levantó para hablar con claridad. No fue la del temido periodista Julian Assange, fundador y líder de Wikileaks, que por otra parte ha demostrado que tiene poco qué decir. Sino la de el “Psicoanalista, jubilado en parte”, que se animó a interpretar lo que estaba pasando, a través de su blog (http://elpsicoanalistajubilado.blogspot.com/) y de su página web (http://www.elpsicoanalistajubilado.com/).

Diariamente, con uno o dos post, el “Psicoanalista, jubilado en parte”, nos fue dando su lectura inédita de lo que estaba pasando. Sin una lectura psicoanalítica nos quedamos en el discurso manifiesto, es decir, en el orden de las opiniones y de la multipledeterminación. Para poder alcanzar algún nuevo sentido, nuevas cadenas de entendimiento, es necesario acceder el contenido latente en el que sea posible encontrar alguna verdad para los sujetos; y esto sólo lo puede un instrumento de lectura con la capacidad de leer y entender las ideologías, esto es, para el psicoanálisis.

La novedad del año nuevo que comienza no es ningún falso desvelamiento, ninguna revelación que al final siempre se queda en un incumplido desnudamiento, postergando algún ansia perversa de saber. No es el “Ya lo voy a decir, ya lo voy a decir” que recorre como una cantinela los renglones de la prensa escrita. Se trata de “Los papelitos secretos del estado de ánimo” un libro que reúne los post publicados durante el último mes en el blog del “Psicoanalista, jubilado en parte”.

Si no quieres quedarte con las mentiras que te cuentan en la prensa, atrévete a pensar de otra manera.

 

Ruy Henríquez

psicoanalista

 

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s