“ESE GORDO QUE VA AHÍ ES EL GOBIERNO”

"Caricatura del rey Luís Felipe de Orleans", Honoré Daumier, 1831

“Caricatura del rey Luís Felipe de Orleans”, Honoré Daumier, 1831

Aquel rey impotente gustaba mucho de ir a galope; no pudiendo andar, quería correr; no pudiendo usar de sus piernas, de buena gana habría hecho, a ser posible, que los relámpagos tirasen de su carruaje. Pasaba pacífico y severo, en medio de los sables desenvainados. Su maciza berlina, toda dorada, con gruesas ramas de lirio pintadas en los costados, rodaba estrepitosamente, y apenas había tiempo para dirigir una mirada al interior. En el ángulo del testero a la derecha, sobre almohadones de raso blanco, veíanse una cara ancha, firme y colorada; una frente recién empolvada a lo pájaro real; una mirada fiera, dura y fría; una sonrisa de letrado; dos charreteras gruesas de canalones torcidos y flotantes sobre un frac de paisano; el toisón de oro, la cruz de San Luis, la cruz de la Legión de Honor, la medalla de plata del Espíritu Santo; un vientre abultado, y un grueso cordón azul; era el rey. Fuera de París llevaba su sombrero con plumas blancas, descansando sobre las rodillas envueltas en altas polainas inglesas; cuando regresaba a la ciudad, poníase el sombrero en la cabeza, saludando poco y mirando fríamente al pueblo, que le pagaba con la misma moneda. Cuando apareció por primera vez en el barrio de San Marcelo, todo su triunfo fue esta frase de un vecino del arrabal a su compañero: “Ese gordo que va ahí es el gobierno.”

 

Víctor Hugo

Los miserables

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s