LA TERNURA

Gerhard-Richter-Zwei-Liebespaare

Gerhard Richter, Zwei Liebespaare (Two Couples) 1966, 115 cm x 160 cm, Oil on canvas

Era algo tan encantador hablar de los pechos y el pubis de una mujer con el mismo tono con que se narran los cuentos infantiles; y es que Jaromil vivía en el país de la ternura y ése es el país de la niñez artificial. Decimos artificial porque la niñez real no es ningún paraíso ni está llena de ternura precisamente.

La ternura nace en el momento en que el hombre es escupido hacia el umbral de la madurez y se da cuenta, angustiado, de las ventajas de la infancia que, como niño, no comprendía.

La ternura es el miedo que nos inspira la edad adulta.

La ternura es un intento de crear un ámbito artificial en el que pueda tener validez el compromiso de comportarnos con nuestro prójimo como si fuera un niño.

La ternura es el miedo que nos inspira la edad adulta, el amor, es un intento de sustraer al amor del reino de la madurez (en donde es algo serio, lleno de responsabilidad y de cuerpo) y considerar a la mujer como una niña.

Milan Kundera
La vida está en otra parte

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s