El destino nos concede nuestros deseos, pero a su manera / Goethe

Lee Newman, Peonies

Lee Newman, Peonies

También en tierra firme hay naufragios; es hermoso y digno de alabanza recobrarse lo antes posible. ¡La vida sólo calcula sobre ganancias y pérdidas! ¡Quién no hace algún plan y se ve posteriormente contrariado en él! ¡Cuán a menudo emprendemos un camino y luego nos desvían de él! ¡Cuántas veces nos apartan de una meta en la que teníamos puestos los ojos, para alcanzar otra más elevada! Al viajero se le rompe una rueda en el camino para su gran disgusto, y a través de este contratiempo desagradable adquiere unos conocimientos y relaciones más gratas que han de influir en toda su vida. El destino nos concede nuestros deseos, pero a su manera, para poder darnos algo que esté por encima de ellos.

Johann Wolfgang von Goethe
Las afinidades electivas

Estándar