El destino nos concede nuestros deseos, pero a su manera / Goethe

Lee Newman, Peonies

Lee Newman, Peonies

También en tierra firme hay naufragios; es hermoso y digno de alabanza recobrarse lo antes posible. ¡La vida sólo calcula sobre ganancias y pérdidas! ¡Quién no hace algún plan y se ve posteriormente contrariado en él! ¡Cuán a menudo emprendemos un camino y luego nos desvían de él! ¡Cuántas veces nos apartan de una meta en la que teníamos puestos los ojos, para alcanzar otra más elevada! Al viajero se le rompe una rueda en el camino para su gran disgusto, y a través de este contratiempo desagradable adquiere unos conocimientos y relaciones más gratas que han de influir en toda su vida. El destino nos concede nuestros deseos, pero a su manera, para poder darnos algo que esté por encima de ellos.

Johann Wolfgang von Goethe
Las afinidades electivas

Estándar

LA IMPORTANCIA DEL TERCERO

Petrus Christus, "A Goldsmith in His Shop". 1449

Petrus Christus, “A Goldsmith in His Shop”. 1449

Nada hay más influyente en una situación que la intervención de una tercera persona. He visto amigos, hermanos, amantes y esposos cuyas relaciones cambiaron por completo con la llegada casual o buscada de una tercera persona, y su situación se modificó sustancialmente.

-Eso puede ocurrir -dijo Eduard- entre personas que se conforman con ir tirando de la vida sin más; no entre quienes son sabedores y conscientes de sí mismos a través de la experiencia.

-El ser consciente, querido -replicó Charlotte-, no es arma que baste; más aún, incluso a veces es peligrosa para quien la utiliza.

 

Johann Wolfgang Von Goethe
Las afinidades electivas

Consulta de Psicoanálisis

Estándar